5 COSAS QUE NO SABÍAS SOBRE LA FIESTA DE HALLOWEEN

Actualmente se disfruta de esta celebración como un día divertido, lleno de dulces y disfraces para niños, sin embargo, sus raíces no son tan alegres como parece.

¡Aquí te dejamos 5 datos curiosos que no sabías sobre la tan popular noche de los muertos!

1. Tiene su origen en Irlanda

¿Te ha pasado que cuando se acerca el día de los muertos lo asocias a las extravagantes decoraciones y disfraces de los norteamericanos? No estás tan mal, pero lo que no sabes es que el verdadero origen de esta festividad está en los europeos .

El 31 de octubre solía celebrarse en Irlanda, al noreste de Europa, donde se creía que durante esa noche, en la que terminaba la temporada de cosechas, la línea que une este mundo con el de los muertos era tan delgada que los espíritus, buenos y malos, podían pasar a través de ella y caminar entre los vivos.

2. ¡Los disfraces vienen de máscaras para ahuyentar espíritus malignos!

¿Te hace lógica el por qué se usan disfraces? Se trata de una noche en la que se realizaban fiestas y rituales sagrados , los que incluían la comunicación con los muertos. Se cree que el uso de máscaras era para espantar a los malos espíritus que cruzaban al mundo de los vivos.

Además, las fiestas se realizaban en las tumbas de sus antepasados, presentandoles grandes banquetes que compartían a su alrededor, ¡sí, es el origen de los dulces! Una fecha en la que, además, iniciaba el “año nuevo celta”, coincidiendo con el solsticio de otoño.

3. La famosa calabaza tiene relación con el mismísimo diablo

El tallar calabazas tiene su origen en las tradiciones de los pueblos celtas de Escocia e Irlanda. Aún cuando pareciera ser una costumbre propia de los Estados Unidos, cuenta la leyenda que muchísimos años atrás, una noche de Halloween, el diablo fue en busca de un tacaño granjero irlandés, llamado Jack , con la intención de llevarse su alma por estafador.

Sin embargo, el granjero lo engañó, logrando atraparlo. El diablo, a cambio de su libertad, prometió que jamás volvería por él. Pero años más tarde, Jack al morir, fue rechazado en el cielo y en el infierno, condenado a deambular por los oscuros caminos del purgatorio.

Antes de irse, Jack pidió una luz para alumbrar el camino, y el diablo le entregó una brasa. El granjero cogió uno de los nabos que llevaba en su bolso, hizo un hueco y colocó la brasa dentro.

Con la llegada de los irlandeses a Estados Unidos, la celebración se convirtió en tradición. Sin embargo, al no haber nabos en la región, pero sí exceso de calabazas. Entonces, los estadounidenses crearon su propia costumbre; rostros terroríficos tallados en la piel del fruto, para luego colocarlas en las ventanas de las casas y ahuyentar al diablo.

4. Los inmigrantes irlandeses difundieron la costumbre en Norteamérica

Fue en 1840 cuando esta festividad llegó a Estados Unidos y Canadá , países en los que se arraigó gracias a los inmigrantes que la llevaron a ambos países. Sin embargo, no fue hasta 1921 que se celebró el primer desfile de Halloween en la ciudad de Minnesota.

Con el paso del tiempo la fiesta adquirió popularidad, siendo en los años 70 que, gracias a filmes como “Halloween”, de John Carpenter, y “El Gran Calabaza”, de Charlie M. Schulz, se produjo la internalización como una costumbre. Sobre todo a través del cine y la televisión.

5. ¡Existe un calendario satánico!

¡Así es! Y es uno especial por la festividad, seguido por un grupo integrado por quienes siguen una entidad diferente a la “tradicional”.

Dentro de las actividades que contempla están: ritos tradicionales para maldecir el cuerpo de Cristo , reflexión, disciplina, ayunos y mantras para buscar la voluntad de Satanás, bendición a los integrantes de los grupos satánicos, maldecir cualquier contacto con cualquier cristiano y bautismo con agua de alcantarilla, sangre de niños y de adultos sacrificados.

El 31 de octubre comienza para ellos el año satánico, día en el que se invoca el poder total de Lucifer, Nostradamus y otros demonios. Además, se celebran todas las lunas llenas que se produzcan en el año, noches en las que, demonios entregan a las personas su poder máximo, y además, se cumplen los hechizos que hayan sido realizados a principio del mes.

Sin duda se trata de una festividad que logró propagarse por todo el mundo , radicandose en cada una de las culturas y rincones de éste. No importa la edad que tengan, millones de personas la celebran cada año con la ilusión de vestir disfrazados, desde superhéroes, hasta personajes de fama mundial.

¿Y tú, cómo celebrarás este Halloween?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *