Tendencias como el espacio laboral abierto o coworking, han hecho de la oficina tradicional un espacio de trabajo completamente distinto a lo que se ha visto en los últimos años. Hoy, diferentes personas apuestan por estas innovaciones como motivación para sus proyectos de negocio.

Pero, surge la pregunta del millón, ¿son realmente beneficiosos estos espacios de trabajo?

¡Descubre lo que dicen los estudios y las cifras que tenemos para ti!

Un espacio detrabajocompartido puede aumentar el rendimiento de sus usuarios, clave para avanzar hacia un ambiente laboral flexible y agradable. Personas de distintas áreas pueden conocerse y relacionarse, creando ideas y soluciones innovadoras exclusivas al momento de esta interacción; diferentes habilidades y especialidades convergen en un solo lugar.

Por un lado, según una encuesta realizada por Steelcase e IPSOS a nivel mundial, el 85% de los trabajadores no puede concentrarse en espacios abiertos, y un 31% dice tener que abandonar la oficina para acabar su trabajo.

Por otra parte, un estudio realizado por el profesor Ethan Bernstein, de la Harvard Business School, reflejó que, un espacio de trabajo abierto reduciría la interacción cara a cara en casi un 73%, aumentando aprox. en un 68% el uso del correo electrónico y mensajes vía redes sociales.

De vez en cuando es necesaria la tranquilidad y privacidad para un profesional, sin embargo, y apesar de estaa cifras, se trata de espacios de trabajo que fomentan la colaboración, creación de sinergias, y reducción de costos.

Lo que no sabían es que…

El coworking es un estilo de trabajo que tiene a más de 1,2 millones de personas en el mundo creando y desarrollando sus ideas bajo él.

Un estudio, realizado por la firma de espacios colaborativos Co-Work, arrojó que trabajar en una oficina abierta aumenta a un 60% la posibilidad de éxito, confirmando, además, que quienes gustan de la cultura laboral colaborativa tienen mayores posibilidades de alcanzar sus metas, en comparación al trabajo tradicional, en cafeterías o, incluso, desde casa.

En 2016, un estudio llevado a cabo por la revista Deskmag, la más influyente en la cultura coworking a nivel mundial, demostró que: el 68% ha notado un incremento de concentración desde que prefieren espacios cowork, 71% asegura ser más creativos, y a otro 62%, desde que prefieren estos lugares de trabajo, se les hace más sencillo cumplir con sus tareas a tiempo. ¿En conclusión? mayor productividad a la hora de trabajar.

¿Por qué es tan positiva esta forma de trabajo?

Por un lado, su flexibilidad te hace dueño de tu tiempo, fomentando un mejor desempeño en tus tareas. Por otra parte, un lugar compartido logra entregarte adaptabilidad a través de espacios que se acoplan a ti y tus ideas. Y no olvidemos la comunidad que conforma a un cowork, ¡es inevitable forjar relaciones con otros miembros, son resultado de la comunicación entre diferentes áreas e industrias!

Y tú, ¿qué prefieres?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *