fbpx
Facebook Instagram

¿Has escuchado hablar de la contabilidad simplificada?

Creada el año 2007, y modificada el 2014 y 2016, es un sistema que promueve la inversión, el capital de trabajo y la capacidad para obtener efectivo de una empresa, facilitando las obligaciones tributarias de a quién se acoge a ella.

Con la llegada de la ley 20.899 se complejizan los sistemas de contabilidad completa. Esto, debido a la gran cantidad de registros que hay que llevar con sus nuevos artículos. Por ello, surge este sistema que simplifica el pago de impuesto corporativo, el que funciona como adelanto de los impuestos finales a pagar por la renta generada de una empresa.

¿Qué es una contabilidad simplificada?

Régimen en el cual sus contribuyentes declaran y pagan el impuesto de primera categoría, y el impuesto global complementario, sobre la base de sus ingresos anuales netos. ¿El resultado? Contabilidad electrónica, simple y eficiente, liberación de obligaciones tributarias, como llevar libros de contabilidad físicos, confeccionar balances, entre otros.

¿A quién va dirigida?

A través de una serie de requisitos, la ley permite determinar qué es una micro, pequeña y mediana empresa, buscando que sólo éstas simplifiquen su contabilidad como beneficiarias del sistema:

  • Personas Jurídicas que pueden: Empresas individuales; Empresario individual de responsabilidad limitada; Comunidades; SpA; Sociedades limitadas.
  • Que los socios sean personas naturales u otra empresa del sistema de contabilidad simplificado o de renta, y en cuanto una se convierta en accionista, se debe migrar a un sistema de contabilidad completa.
  • Se establece un límite de ventas: Aprox. 50.000 UF anuales en los últimos tres períodos tributarios, o bien, sobrepasar las 60.000 UF de ventas en un periodo. Si se pasa el límite, no es considera PYME
  • Empresa con un capital inicial menor a las 60.000 UF. Al momento de constituirse como sociedad.
  • Ciertas actividades a las que, por giro, el legislador pone un límite respecto del porcentaje de ingresos brutos de dicha actividad. Estas actividades son aquellas de las cuales el :

35% de los ingresos proviene de: Venta de acciones; Ganancias por intereses de préstamos realizados; Venta de Bienes Raíces o inmuebles; Participación en contratos de asociación o cuentas en participación.

20% de los ingresos provenientes de: Retiros o dividendos realizados en las sociedades en las que participa la empresa.

¿Cómo cambiar de régimen a contabilidad simplificada?

Para realizar la migración de sistema de renta atribuida, o parcialmente integrado, a una de contabilidad simplificada, se debe rellenar el formulario 3264 en el Servicio de Impuestos Internos de la comuna de la empresa, y haz las consulta necesarias para implementar este sistema.

Deben cumplir con todos los requisitos para ser una empresa acogida a ley, y una vez ingresada, debe mantenerse en el régimen durante al menos 3 años comerciales.

_________________________

La contabilidad simplificada es un sistema que permite llevar la contabilidad manera simple e innovadora para pagar solamente impuestos finales, llegando a ser muy beneficiosa para una pequeña empresa que opere a través de esta modalidad.

¿Cumples con los requisitos? ¡Entonces qué esperas! Preferir este sistema simplifica tus obligaciones tributarias y permite darle mayor énfasis a tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Chat
Enviar por WhatsApp